WERKÉN RECURRE A LA JUSTICIA PARA FRENAR VIOLENCIA DE EMPRESA EN LLANQUIHUE

WERKÉN RECURRE A LA JUSTICIA PARA FRENAR VIOLENCIA DE EMPRESA EN LLANQUIHUE

El Observatorio de Derechos Humanos y Violencia Policial patrocinó el recurso de amparo preventivo que interpuso ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt el werkén Luis Navarro, Mapuche Williche de la Comunidad Leviñanco Ta Leufu, ubicada en la Rivera del Río Maullín en la Provincia de Llanquihue, en contra del empresario y representante legal de la inmobiliaria Alto Maullín, Rolando Arturo Winkler Fuchslocher y de la Subcomisaría de Carabineros de Llanquihue, Policía de Investigaciones de Puerto Varas. Ello previa constatación de la gravedad de los hechos por parte de observadores de nuestra organización, con sede en Puerto Varas.
El werkén lleva meses siendo atacado por los avances de los proyectos Inmobiliarios de la empresa Alto Maullín debido las constantes agresiones mediante el uso de maquinaria pesada. Esta situación ha recrudecido las últimas semanas, ya que la inmobiliaria generó un socavón en el cerro inmediatamente arriba de donde se encuentra el hogar de Navarro y su familia, provocando el desprendimiento de rocas de hasta media tonelada, que caen en las inmediaciones de su Ruca y Huerto, exponiendo y arriesgando la vida de él y su familia y que compromete además el sustento de su comunidad y a costa de la flora y fauna nativa de un sitio declarado Santuario de la Naturaleza.
Navarro ha realizado diversas denuncias ante fiscalía, carabineros y la policía de investigaciones, sin embargo no ha contado con el respaldo de estas instituciones para investigar dichas denuncias, pese a que los hechos ocurridos constituyen delitos penados y sancionados por nuestra normativa penal, como la tala ilegal de bosque nativo y contaminación de cursos de agua, entre otros. Por esta razón el recurso de amparo preventivo se extiende a las policías debido a su inacción ante las denuncias, como lo consigna el werkén Luis Navarro en su escrito “dejé constancia de todos los hechos ya relatados, especialmente del miedo de ser aplastados por estas rocas y, sin embargo, hasta la fecha no he recibido ninguna ayuda. El mismo lunes 14 de diciembre, acudí a las oficinas de la Policía de Investigaciones de Puerto Varas, a interponer una nueva denuncia por intentos de homicidio …. nadie se constituyó en terreno a constatar la situación de riesgo en la que nos encontrábamos ese día, tampoco se tomó ninguna medida de protección o investigación adicional a consignar por escrito mis dichos”.
En el amparo el werkén especifica que “a medida que dichos surcos en el bosque fueron avanzando, comenzaron a lanzarse piedras de gran tamaño cuesta abajo, directamente dirigidas a nuestro hogar”. Los hechos relatados amenazan los derechos a la libertad personal y seguridad individual que se consagran en el artículo 19 de la Constitución Política de la República y en lo establecido en instrumentos internacionales de Derechos Humanos ratificados y vigentes en Chile y demuestran la vulneración de la seguridad individual, sufriendo actos atentatorios y amenazadores contra la integridad física, psíquica y un riesgo cierto de la vida de las personas. Como organización comprometida con el respeto y promoción de los Derechos Humanos, no podemos dejar de acompañar y apoyar las acciones legales que resguarden la vida y seguridad de los integrantes de la Comunidad Autónoma Mapuche “Leviñanco Ta Leufu” , de origen williche Lafquenche, compuesta por alrededor de 20 personas, de la cual su autoridad y representante es el Werkén Luis Navarro, reconocido como heredero ancestral mapuche de las tierras que habita con posesión material e histórica hace años.

El recurso interpuesto solicita que la Corte de Apelaciones “reconozca que el caso amerita un remedio procesal rápido y flexible, y una tutela concreta y efectiva, ante agresiones futuras, ciertas e inminentes” ya que todas las circunstancias que se exponen configuran la vulneración de sus derechos. Se solicita también a la Corte que se declare la violación por parte de la inmobiliaria Alto Maullín y su gerente general Rolando Winkler, del derecho a la libertad y seguridad del werkén y su comunidad, se le ordene tanto a Carabineros de Chile como a la Policía de Investigaciones PDI, resguardarlos efectiva e inmediatamente previniendo nuevas vulneraciones y poner a disposición del Ministerio Público los antecedentes que puedan ser constitutivos de delito para que se abra una investigación judicial.

El pueblo Mapuche cada día debe lidiar con el racismo y xenofobia de la sociedad y de los agentes estatales que hacen caso omiso a sus demandas ya que los intereses económicos de las empresas inmobiliarias, forestales, mineras y salmoneras parecen ser puestos por sobre la vida y la libertad de las personas.

Observatorio de DDHH y Violencia Policial